lunes, 4 de septiembre de 2017

La risa de la hiena

Como muchos de nosotros hacíamos cada fin de semana años atrás para dar comienzo a una larga noche de juerga, el 1 de septiembre nos congregamos en la Plaza Mayor de Cáceres un grupo de amiguetes. Pero esta vez era distinto, esta vez íbamos a participar en la IV Trail Night Intramuros: 4,2 kms. entre los vetustos muros de la parte antigua, testigos silenciosos a lo largo de los siglos tanto de loadas gestas como de olvidadas desventuras, a las que se van sumando cada año las hazañas de los participantes en esta carrera.


Vestidos de tomates, de atletas miajadeños o de hienas (la nueva equipación de ese grupete interclubes al que tengo el orgullo de pertenecer) lo que desde luego no iba a faltar eran las risas, regadas con una abundante hidratación con base de malta y lúpulo. En esta ocasión cuento entre mis compañeros con: Sergio Redondo, Alberto Masa, Maricruz Parra, Adolfo Santos, Paco Alcántara, Montse Grande, Clemente Franco, Pedro Ángel Ávila, Luis Jesús Vicente, Chema Cobo, J. Mariano Díaz, Manuel Santos, Juan Fco. Santos e Inés García.


Eran las 22:00 cuando comenzaba esta corta pero intensa odisea plagada de cuestas y de escaleras (sin duda, el eye of the tiger sonando de fondo no habría desentonado). Al principio, como ocurre siempre en las carreras que inician su recorrido en esta parte de la ciudad, sufrimos un gran atasco por la aglomeración de corredores (más de 400 inscritos), pero pronto se abrirían huecos que nos permitirían mejorar un poco los ritmos iniciales.



Carrera esta de la que planeaba disfrutar al lado de Action Juan y de Manolo, estando también durante los dos primeros kilómetros cerca de nosotros Chema, Mariano e Inés.

Pese a lo breve la carrera resulta dura por momentos y no era extraño encontrar a algunos participantes pasándolo bastante mal.

Nosotros por nuestra parte seguíamos divirtiéndonos cada vez más cerca de completar el circuito. Nos quedaba, sin embargo, un último gran obstáculo: la subida por la escalera tras el Ayuntamiento, antes de iniciar un largo descenso que nos devolvería a la plaza donde se hallaba también la meta.


Nuestros tiempos fueron los siguientes:

- Sergio. 18:37. Le sirvió de calentamiento para el día siguiente lograr una nueva victoria en el Fondo Popular de Don Benito.




- Adolfo. 19:24. Un todoterreno que va a más en cada carrera.


- Alberto. 19:56. El míster sigue afinando cronos para Valencia.

- Pakito. 20:31. Entrenamiento de fuerza pensando en el Maratón de los Artesanos.

- Luisje. 21:14. Se le ve poco, pero siempre en puestos destacados.

- Maricruz. 21:19. La rubia volvía a lograrlo, 3ª de la general.



- Clemente. 23:56. Tiempazo. Se nota la gran experiencia que ha adquirido en trail.

- Montse. 24:13. Noveno puesto para la princesa guerrera.





- Pedro. 24:56. Otro digno representante del orgullo botonero.










- Chema. 25:42. Canelita ha vuelto al ruedo.

- Mariano. 31:30. Ya entró con el atasco en el registro de tiempos por lo que debió hacer sobre unos 27:30 reales.


- Juan, Manolo y yo. 33:10. Llegamos con la dentadura intacta.

- Inés. 33:17. Justo antes de su regreso a las vascongadas cerró con esta carrera unos días de vacaciones muy intensos. Vuelve pronto.


Vencedores absolutos de la prueba fueron en categoría masculina Pedro José Hernández, con un tiempo de 15:54, y en categoría femenina, Cristina Durán, que finalizó en 20:23.

La carrera es realmente recomendable y cada edición se supera, agotándose una vez más todas las inscripciones. Cuenta con todos los ingredientes para disfrutar y es apta para todos los públicos, si bien lo de hacer cola para el cronometraje de fin de carrera fue un poco raro y supuso que los tiempos oficiales de muchos se atrasaran hasta 4 minutos respecto al tiempo real.




Después en la postcarrera pasaríamos un agradable rato con la risa como sonido predominante, cual buenas hienas.


Próxima aventura: Valdigüelo, el 17 de septiembre.




lunes, 14 de agosto de 2017

Tomate XL

La tarde del día 13 de agosto fue el momento de reunirnos buena parte del club para correr en casa una vez más en la cuadragésima edición de la Minimaratón de Miajadas.

Carrera que congregaba como siempre a gran número de corredores en la Plaza de España de la localidad en los prolegómenos del evento. A las 20:30 empezaban las carreras infantiles y a las 21:00 nos tocaba el turno a los mayores en dos distancias: 5.000 metros para los junior y las chicas, 10.000 metros para los varones.



Como es lógico es la carrera en la que más tomates por metro cuadrado pueden avistarse. Hasta un total de 14 con la participación de: Sergio Redondo, Adolfo Santos, Juanlu Llanos, Neme Parras, Andi Hamedani, J. Félix Redondo, Alfonso González, Diego Llano, J. Mariano Díaz, José Luis Martín, Manuel Santos, Juan Fco. Santos, Santi López y yo mismo. 




Otros que, por una u otra causa no participaron, pero estuvieron en tareas de organización, animación o fotografía fueron: Paco Alcántara, Lorena Díez, Juanma Bravo, Rocío Fuentes, Clemente Franco, José Antonio González, Jesús Díaz, Noelia Pinto, Alfonso Llanos, Victoria Méndez y Santi Redondo.

Iniciaba la carrera con la aspiración de bajar de 53 minutos, por lo que en esta ocasión no iba a acompañar a nadie, esta vez tocaba exprimirse. Así que tras unos primeros kilómetros a 5:15 - 5:20 min/km. en los que me situaría tras José Luis, Mariano y Diego iba a ir incrementando progresivamente mi ritmo y ya en el primer paso por la larguísima Avenida García Siñeriz rozaba los 5:00, bajando incluso en los tramos descendentes o al atravesar la plaza (donde siempre se responde con un mayor esfuerzo a los vítores del público).


                                          

En el segundo paso por la avenida, que representa entre idas y venidas buena parte del circuito, me encuentro con muy buenas sensaciones por lo que mis ritmos se mantienen, cuando no mejoran, hasta en torno al kilómetro 8 dar alcance a un compañero de equipo: Diego, que se ha mantenido todo este tiempo por delante, realizando sin duda una extraordinaria carrera (más meritoria si cabe al tratarse de una persona que tiene muy complicado seguir una rutina de entrenamiento como es debido). 

El calor que rezuma el asfalto es agobiante, pero lo más difícil está hecho y mi objetivo inicial al alcance de la mano, así que reduzco un poco el ritmo (sobre 5:15 min./km.) para darlo todo a partir del 9,5 llevado en volandas por los vivificantes ánimos del público local.

Los tiempos fueron los siguientes:

- Sergio. 37:57. El expreso de Escurial sigue siendo un año más el primer tomate.

- Adolfo. 38:32. A muy pocos segundos se quedó la bala botonera de entrar en el selectísimo top 20.




- Juanlu. 40:35. Pese a las turbulencias vividas los últimos meses, sigue en muy buena forma, obteniendo trofeo en su categoría.








- Neme y Andi. 46:11. Este carrerón sirvió al primero para subir al podio de los veteranos locales.



- Félix. 48:34. Tras unos días con algún que otro problema físico no se achantó y estuvo también en esta carrera.

- Alfonso. 50:26. Con la compañía de Roberto Cantero, el panan volvió a echarse unas risas y de paso correr unos kilómetros.




- Yo. 51:23. Mejorando minuto y medio el tiempo objetivo. La cosa marcha.














- Diego. 52:09. Sin duda, el corredor que más me sorprendió.

- Mariano y José Luis. 55:42. Si algo define al mastín y al presi es la constancia en sus ritmos.

- Juan y Manolo. 58:08. Tras los once kilómetros del día antes, bajar de la hora es un estupendo resultado.



- Santi. 1:08:56. Acompañando a Andrés Paz para que logrará completarla en memoria de José Miguel Marín.



El podio masculino lo ocuparon por este orden Houssame Benabbou (30:03), Bruno Paixao y Jesús Antonio Nuñez, y el femenino, Raquel Gómez (21:27), Conchi Hidalgo y un tercer puesto compartido entre Paloma Quintero y Carmen Penco. Tales nombres dan, sin duda, una buena idea del nivel que hubo.

Respecto a la prueba, los corredores contamos como siempre con una organización fenomenal y un ambientazo que la hace no ser una mera carrera popular, sino una auténtica Minimaratón. El circuito, por su parte, ha visto sustituidas en esta edición varias cuestas cortas por tramos ascendentes más largos y progresivos.




Y después de la carrera, como cada año, pudimos compartir unas cervezas y aperitivos combinados con alguna que otra batallita y nuestros propósitos de futuro, entre los que se encuentra la Intramuros trail night del próximo 1 de septiembre.




sábado, 12 de agosto de 2017

Botonerilandia II

Fin de semana agitado el de los días 12 y 13 de agosto, con dos eventos que, por ser "en casa", nos iban a permitir estar sumamente relajados respecto a horarios y refrigerios postcarrera (y dadas las fechas festivas en las que nos hallamos, refrigerios no iban a faltar).

El primero tendría lugar el sábado día 12 a las 9 de la mañana, hora a la que daba comienzo la II Carrera Popular Villa de Almoharín organizada por la Concejalía de Deportes del municipio (teniendo como cabeza visible a Juan Gabriel Jaráiz) con una participación bastante similar a la de la primera edición y un recorrido totalmente renovado. Fuimos 8 los tomates que participamos en el evento: Sergio Redondo, Fco. José Sánchez, Montse Grande, J. Félix Redondo, Santi López, Juan Fco. Santos, Manuel Santos y yo. A los que se nos sumaban en tareas de voluntariado Adolfo Santos y Lorena Díez.






Por mi parte, acusando una vez más agudas molestias en la zona lumbar, salgo en ritmos de entre 5:30 - 5:40 acompañando a Félix, Montse y Santi. Sin embargo, poco después de abandonar el casco urbano, los dos primeros se van destacando para quedarnos solos Santi y yo con algún otro participante rezagado.


















En esta primera mitad recorreríamos el tramo inicial de la ruta senderista Sierra de San Cristobal y, por lo tanto, iremos adentrándonos progresivamente en caminos con cierto desnivel y características propias de un trail no muy técnico.

Sobre el kilómetro 6 cogemos agua en el avituallamiento y nos incorporamos al circuito que se diseñó para la carrera en beneficio de la fundación Stop Sanfilippo del pasado mes de mayo. Sigue la alternancia de subidas y bajadas cortas hasta llegar al paraje del Pozo Fraile, donde comienza una pronunciada cuesta abajo por la zona de la Fuente de las Cañas en la que animo a mi fatigado compañero a alargar la zancada y aprovechar la inercia.

Pese a que vamos marcando unos tiempos sumamente modestos, Santi está sufriendo más de la cuenta. Cuentan las malas lenguas que la feria de Miajadas tiene algo que ver con su bajo estado de forma... XD

Llegados por fin al pueblo, a falta de menos de 1 kilómetro, toca llanear hasta alcanzar la cuesta final (la de la churrería), que nos permite rememorar la llegada a meta de la Media Maratón de Trujillo de 2014 cuando comenzaba la leyenda de Superlópez.

Finalmente, en poco más de una hora completamos este divertido circuito de 10,9 kms. y tras ello pudimos rehidratarnos con los productos isotónicos de Herbalife, los Choco-Higos de Productos la Higuera y fruta variada.

En cuanto a los vencedores, el podio masculino estuvo formado por Sergio Redondo, reeditando su éxito de la pasada edición, Máximo Pastor y Fco. José González. Agradecer especialmente a los dos últimos, miembros del equipo Orellana Runners, haberse desplazado hasta Almoharín para participar en este modesto evento e incluso compartir unas cervecitas con nosotros después.


En chicas, se impuso Montse Grande y el segundo y tercer puesto fueron para las otras dos féminas lo suficientemente valientes como para atreverse a completar el recorrido: Cristina Barrado y Sara Bonilla.









Tras la entrega de trofeos, sorteo de los regalos cedidos por las empresas colaboradoras.

Por último, agradecer a Antonio Colina y al resto de voluntarios desplazados desde Montánchez para colaborar de forma totalmente desinteresada con la organización. Sin duda, sin gente tan altruista como vosotros estas carreras populares no serían posibles.

Y sin tiempo casi de acabar esta crónica... llega Miajadas.