sábado, 1 de julio de 2017

Donde todo empezó

El día 25 de junio supuso el regreso, tras un año de parón, de una de esas carreras que ya son historia del circuito extremeño de atletismo popular: el Cross Popular la Cumbre.


Como cada año, "el tomate" iba a estar presente en las personas de Sergio Redondo, Adolfo Santos, José Fco. Sánchez, J. Mariano Díaz, José Luis Martín, Juan Fco. Santos y yo que en torno a las 8:30 estábamos subiendo junto a tres chavales del C.A. Miajadas y al bueno de José María Díaz, al autobús que, desde Trujillo, nos llevaba hasta el punto de salida, justo al lado del Bar Naya en la Cumbre.



Tras compartir sensaciones, proyectos, cafés y algo de calentamiento, eran las 10 cuando comenzamos a desandar el camino.





Como ya tenía planificado vuelvo a quedarme en la retaguardia junto a Juan que estima como un buen tiempo rondar la hora. También nos acompañan en estos primeros compases el presidente de nuestro club y Lorena Ventura, una chica de la AACB que ya compartiera kilómetros con mi compañero, en la Maratón de Sevilla.

De las 4 ediciones de esta mítica carrera que he completado iba a ser esta la más favorable climatológicamente pues las nubes tapaban al sol castigador de inicios de verano, aunque también a la que en peor estado de forma llegaba.

Llevaríamos no más de 3 kilómetros cuando José Luis se nos escapó, quedándonos para cerrar la carrera Lorena, Juan y yo.

De momento iba cogiendo temperatura en piernas y demás grupos muscular mientras escuchaba silenciosamente las experiencias viajeras de mis acompañantes.

Estábamos en torno al 5 cuando escuchamos un comentario de los voluntarios: "Ya ha llegado Benabbou". Impresionante la marca de 31:36, con la que se impuso al resto de atletas.

A nosotros sin embargo, todavía nos quedaba la parte más dura pues, pasada la charca, empezaba un ascenso casi continuado hasta llegar a la zona de la piscina municipal de Trujillo.

Las largas cuestas de pendiente moderada, que permiten correr aunque no demasiado deprisa, limitan considerablemente la charla de Lorena y de Juan.

La carrera se endurece notablemente, aunque psicológicamente no es tan abrumadora como en el circuito previo a la reforma de la carretera, al haberse eliminado la parte más zigzagueante del recorrido.

Pese a todo, acortando zancada, logramos sobrepasar el kilómetro 9 y allí aparecen algunos corredores que se han vuelto tras llegar a meta para ampliar su entrenamiento del día, entre ellos Kiki, quien nos acompañará en estos momentos finales.

También aparece nos topamos en estos últimos metros con un grupo de niños de las categorías base del Club Atletismo Trujillo que querían acompañar a una joven guerrera verde de 13 años que se atrevió a completar entero semejante desafío.

Finalmente el objetivo se logra y bajamos de la hora prevista.

Los tiempos fueron los siguientes:

- Sergio. 38:56. El expreso de Escurial... la joya de la corona... el número 1 de entre todos los tomates...  marcaba un extraordinario crono una vez más.

- Adolfo. 39:44. La bala botonera también estuvo acorde a su enorme nivel bajando también de los 40 minutos.

- Kiki. 45:03. Siempre ha sido un deportista extraordinario, pero parece casi como si mejorase con los años.

- Peseta. 46:25. No le hace falta entrenar, ni cuidarse, ni nada... disfruta cada carrera y ese es el mejor motor.

- Mariano.53:21.  El mastín abandonó el vagón de cola y completó una muy buena carrera.

- José Luis. 55:25. Se le nota la fuerza adquirida en el tren inferior en sus aventuras por la montaña, pues en las subidas supo marcar la diferencia.

- Juan y yo. 58:19. Nunca ha sido una carrera para hacer grandes marcas por lo que muy satisfecho con lo logrado.



Para finalizar, como no podía ser de otra manera, compartiríamos unas cervezas en la patria chica del Tomate Running.


Y próximamente realizaré por fin mi primera incursión en el circuito de la Vera, la carrera elegida es Villanueva de la Vera, el 22 de julio.




viernes, 23 de junio de 2017

¡Qué no pare la música!

La noche del 17 de junio daba comienzo mi "pretemporada" con una carrera propia de esta época del año, la Music Run Don Benito, en la que acompañado de Juan Fco. Santos recorrería 9 kilómetros por el centro urbano de la localidad.








También destacaba la presencia de otro tomate de excepción: Sergio Redondo, así como de Alberto Masa y de parte de su familia de "avispas".


Al darse la salida, pasadas las 22:30 h., Anzony, Juan y yo arrancábamos desde posiciones retrasadas y a ritmos suaves de unos 6:00 min./km. Aunque una vez habíamos calentado las piernas mejoraríamos sustancialmente hasta los 5:30 min. durante buena parte del recorrido, que llegaba a pasar hasta 4 veces por la plaza lo que permitía a los corredores disfrutar de la estupenda animación que la empresa organizadora, con la colaboración del Ayuntamiento, había preparado para este evento.

Lo cierto es que Juan no atravesaba su mejor momento de forma tras superar una lesión que no le ha permitido entrenar con regularidad en los últimos meses, sumado esto a los cambios que el nacimiento de Aitana ha traído consigo (aunque tampoco yo estaba para tirar cohetes XD).


Su cara me indicaba que sufría, pero al preguntarle me decía que estaba bien, así que era cuestión de permitirle mantener un ritmo en el que se encontrase cómodo oscilando, dependiendo del perfil de cada tramo, entre los 5:50 y los 5:30 min./km.


Durante todo el recorrido se contó con gran número de policías locales y miembros de protección civil que velaron por la seguridad de los corredores.

Sobre el kilómetro 7 Anzony decide incrementar el ritmo y volar solo la última parte del recorrido. Action Juan no se rinde y ya enfilamos hacia la plaza, ahora incluso se permite el lujo de hablar y reírse.

Y como no podía ser de otra forma, poco más tarde llegábamos la Plaza de España marcando un tiempo final de  52:32, para seguir disfrutando de esta fiesta del running tan extraordinariamente organizada y amenizada con música y zumba.


Grandes actuaciones las de Sergio, que con un crono de 33:51 fue 2º de su categoría y 4º de la general, Maricruz Parra, que logró subir a lo más alto del podio en la carrera corta, y de todos  los chicos del Club Atletismo Miajadas.



Y en pocos días llega la carrera en la que debuté hace ya 4 años: el mítico Cross la Cumbre-Trujillo.

martes, 16 de mayo de 2017

Stop Sanfilippo

El 14 de mayo participé en una carrera muy especial dentro de los diversos actos organizados en beneficio de la fundación Stop Sanfilippo para la investigación de esta enfermedad rara que afecta a una pequeña que, pese a residir fuera, está en el corazón de todos los vecinos de Almoharín: Sandra.





La labor de la AMPA, del resto de asociaciones y de todos los colaboradores fue impagable como siempre que la gente se vuelca por un motivo solidario demostrando que el ser humano, tan frecuentemente capaz de los peores actos, tiene también una capacidad innata para hacer el bien.


También los empresarios locales y el Ayuntamiento estuvieron a la altura de las circunstancias y colaboraron para tratar de hacerle la vida un poquito más fácil a Sandra y a todos los niños afectados por esta cruel enfermedad.


Por lo que a la carrera se refiere la labor que el bueno de Adolfo Santos, principal organizador de este concreto evento, me asignó fue la de corredor escoba.


Unos 15-20 minutos después de darse la salida de la ruta senderista en la que la Asociación Senderista Almojarín logró una amplia participación, daba inicio esta carrera de aproximadamente 5,5 kms.















La verdad es que era una experiencia nueva para mí, y me resultó sumamente gratificante el participar de una organización tan buena. Adolfo logró, con unos recursos escasos, engranar un mecanismo de una fiabilidad tal que resultaría digna de un reloj suizo.









Bastantes niños con madera de grandes deportistas y gran número de adultos que, desde siempre o desde hace muy poco, han incorporado la más saludable de las aficiones a sus vidas recorrieron en modo caminata o carrera un trazado con bastante desnivel, en parte urbano y en parte camino.






Carrera no competitiva en la que solo hay ganadores.





















Por supuesto, la representación de Tomate Running fue "Nivel Muy TOP". Nada menos que Santiago López, Juan Fco. Santos y Alfonso González nos acompañaron a los locales. Una vez más, gracias chicos por ser de los que nunca fallan.






Por otro lado, destacar la entrega y la lucha de esos padres, Monica y Juanjo, que son auténticos héroes cotidianos, de esos que pasan inadvertidos entre la gris multitud pero que están al nivel de cualquier superman que se precie.


Escuchar la historia de sus bocas toca la fibra de cualquiera. Por mi parte ya tengo otro evento en mi calendario: el 2 de septiembre volveré a correr por Sandra en Talavera la Real.





viernes, 12 de mayo de 2017

Figgs' power

Corría el 30 de abril cuando, en una desapacible mañana de primavera y tras recargar energías con una tostada de tomate y jamón made in Paraíso, me uní a mis compañeros de club en un breve viaje hacia Valdefuentes, donde a las 10 de la mañana daría la salida la IV Media Maratón "Vallis Fontium".


   
Eramos Sergio Redondo, Alfonso González, J. Mariano Díaz, José Fco. Sánchez, Montse Grande, Manuel Santos y yo. Teniendo el placer de contar también con la compañía de Lino César González.


Por mi parte iba a ser una buena ocasión de probar mi estado de forma actual... ¿Lograría bajar de la hora cincuenta tanto tiempo después?


Tras la salida completo un primer kilómetro para toma de contacto sobre 5:40 para mejorar sustancialmente en el segundo y rondar los 5:00 min./km.


En esos ritmos me iba a mantener hasta llegado el kilómetro 5 y medio donde aparece la mayor de las rampas a que nos vamos a enfrentar.

Acortando zancada y braceando mucho supero este obstáculo sin demasiadas complicaciones.

Llegado el kilómetro 8 y medio toca recargar energías, en esta ocasión no llevo geles, sino higos selectos de Almoharín, como aporte energético. Hasta tres iba a comerme durante esta prueba.

Acabo la primera mitad con muy buenas sensaciones, cada vez mejores de hecho, alternando ritmos de 5:30 en aquellos kilómetros en los que me frenan las eventuales rachas de viento o alguna que otra cuesta, no muy largas pero con bastante pendiente, con otros por debajo de 5:00.


Durante la segunda mitad de carrera las sensaciones continúan siendo buenas, ayuda también la suave llovizna que ahora me refresca, convirtiéndose la climatología en una aliada.

Incluso a partir del 19 incremento con facilidad mi ritmo unos 10-15 segundos para mejorar mi posición final de carrera un par de puestos.

Muy satisfecho con mi carrera y encantado con el nuevo recorrido. En cuanto a los higos como sustitutivo de los geles, aunque se trata de un producto bastante más complicado de ingerir en carrera por la masticación, pienso que es cuestión de práctica y el resultado ha sido excelente porque llego al final del circuito sin calambres, con suficientes energías y sin esa sensación de asco que en ocasiones provocan los geles, sobre todo cuando te tomas más de uno.

La organización a cargo del Ayuntamiento y de la empresa Pulsaciones fue como siempre muy buena, creando ambiente de carrera grande. Lo que se traduce en que la participación vaya en aumento cada año, cerca de 100 inscritos en esta edición.


Nuestros tiempos fueron los siguientes:

10,5 k

Kiki. 0:47:11. El modelo con más autonomía y potencia de Ford.


Montse. 0:49:47. Subiendo a lo más alto del cajón una vez más. Primera de la general.


Manolo. 1:01:17. Un muy buen debut como tomate. Se quedó cerca de bajar de la hora.





21 k

Sergio. 1:23:28. Rozando el podio de su categoría.


Yo. 1:51:07. Teniendo en cuenta factores como el perfil y el viento, muy satisfecho.


Alfonso y Mariano. 1:57:07. Esta pareja aprovechó cada metro del recorrido para disfrutar y compartir un buen rato. De eso se trata siempre.




Lino se aventuró a correr lesionado pese a lo cual logró completar todo el recorrido, aunque tardase un poco más de lo previsto y no saliese en la foto.




Y ahora toca probar fortuna como corredor-escoba en un evento muy especial... Día 14 de mayo en Almoharín ¡Todos con Sandra!


viernes, 7 de abril de 2017

Supercompensación en Cáceres

Plenamente recuperado de mi debacle catalana volvía a la competición en una de las grandes de Extremadura: la XI Media Maratón de Cáceres. En mi caso se trataba de repetir por tercer año consecutivo en la distancia corta: 10,5 kms.

Algo antes de las 10 de la mañana ya estábamos por allí Jose Fco. Sánchez, Montse Grande, Andi Hamedani, Neme Parras y yo como representantes del Tomate Running. Poco más tarde nos encontraríamos con otro de los nuestros, Luis Jesús Vicente, y con dos ilustres extomates Alberto Masa y Chema Cobo. Este último iba a intentar completar la Media Maratón dos años después.

Debido en parte al retraso en la entrega de dorsales y en parte a nuestro gusto por confraternizar antes de la carrera, nos colocábamos tras el arco de salida a punto ya de dar el pistoletazo, por lo que nos posicionábamos muy alante en la salida.

A las once arrancaba la carrera y dada mi buena posición inicial no sufro los retardos típicos que la congestión de más de 1000 corredores suele provocar, completando el primer kilómetro por debajo de 4:20 min/km. 


Durante el segundo, intento no dejarme arrastrar tanto por ritmos demasiado altos, aunque pasada la Avenida de Hernán Cortés, ya en la bajada desde la Plaza de Toros a la Plaza Mayor basta con estirar la zancada para mantenerse en buenos tiempos.

Tras atravesar la plaza, sin embargo, la cosa cambia y nos encontramos con alguna subida importante, siendo los kilómetros 3 y 4 los más duros, pero también los más atractivos al adentrarnos en el casco antiguo.

Sería sobre el 5 cuando recorremos la Avenida Ruta de la Plata, lo que me ofrece la primera oportunidad de animar a mis compañeros que ya vienen de vuelta... ¡Si es que van como locos!

A partir del kilómetro 6 me voy sintiendo cada vez mejor, con ritmos que rozan los 5 min/km. A veces un poco por encima, a veces un poco por debajo.

Cuenta la leyenda que tras una maratón, hay un período de tiempo en que todo ese trabajo previamente realizado se puede aprovechar para mejorar los ritmos en carreras de menor distancia. Algo de cierto deber haber, porque tras 20 días prácticamente parado estaba completando una carrera bastante aceptable.

Una vez más me cruzo con los chicos, esta vez en la Avenida de Alemania, que están bordándolo. Ya me va quedando poco y continúan las buenas sensaciones.

Bajamos hacia la derecha por la EX206 y volvemos a subir a falta de un kilómetro más o menos.

Me siento muy bien, así que me esfuerzo por incrementar un poco el ritmo aupado por los ánimos de la gente, incluido algún amigo allí presente como José Antonio Cuadrado, y ponerme a 4:30 min./km. para rematar una buena carrera.

Como siempre un gran ambiente, una climatología que acompañó y un recorrido bastante conseguido (al menos para una sola vuelta). Quizá, eso sí, habría que tratar de agilizar el reparto de dorsales que resultó un tanto caótico.

Nuestros tiempos fueron los siguientes:

10,5 K

- Kiki. 0:46:47. Como siempre, dándolo todo.



- Montse. 0:48:27. Acabando 2ª de su categoría y 5ª de la prueba.


-Yo. 0:52:21. Record personal en esta prueba.




- Luisje. 1:09:17. Ayudando una vez más a su chica a llegar a meta.



Media Maratón


- Andi. 1:33:16. ¿Tendrá algún límite este atleta nato?


- Neme. 1:34:34. No sé si estaba más contento por su tiempazo o por el orgullo de padre.



Vencedores absolutos de la prueba fueron Antonio Jesús Nuñez y Cristina Durán, reeditando ambos el éxito de 2016.





Destacar por último los logros de nuestros dos excompañeros: Chema, logrando un muy buen tiempo tras tan largo parón, y Alberto, siendo junto con Maricruz Parras vencedor en relevos mixtos.


A priori, lo próximo será la Media Maratón de Valdefuentes... si es que no se tercia alguna otra cosa antes.